FIESTA DE LA VENDIMIA MARCÓ EL RETORNO DE LAS CELEBRACIONES COSTUMBRISTAS EN QUILLÓN

Cerca de 3.500 personas visitaron, durante toda la jornada, la plaza de armas de la comuna para disfrutar de un sinnúmero de actividades, ligadas a la uva y al vino. La instancia permitió al público, además, recibir una clínica gratuita de maridaje de manos de un destacado sommelier penquista.

Un exitoso retorno a las celebraciones costumbristas tuvo Quillón con la realización de la Fiesta de la Vendimia, que atrajo durante toda la jornada a cerca de 3.500 personas, quienes fueron rotando por la plaza de armas de la comuna, disfrutando de un variopinto número de actividades.

Tras dos años de paralización de las fiestas criollas que han caracterizado a Quillón, desde hace ya algunos años, el ánimo de locales y turistas estuvo concentrado en participar de una de las celebraciones más típicas del campo chileno, la vendimia.

“Estamos muy contentos, acompañando al alcalde, al Concejo Municipal y a los habitantes de la comuna de Quillón, en esta Fiesta de la Vendimia. Se han abierto las puertas nuevamente y estamos reactivando las tradiciones y también la economía. Así que queremos felicitar a quienes han organizado esta fiesta e invitar a los vecinos y vecinas a seguir programando este tipo de actividades que nos permiten rescatar nuestras tradiciones, lo mejor de Ñuble, pero que también les permite a nuestros productores tener un lugar de encuentro y de exposición en el que pueden vender sus productos”, expresó el gobernador regional de Ñuble, Óscar Crisóstomo.

Fue precisamente el alcalde Miguel Peña el encargado de cortar la cinta inaugural, acompañado del delegado presidencial de Ñuble, Claudio Ferrada y el gobernador regional, Óscar Crisóstomo. De igual manera, la máxima autoridad comunal abrió el zarandero, haciendo gala de su talento sobre los coligües y el lagar, moliendo varios kilos de uva.

“Feliz de lo que hemos visto, a la gente con tanta alegría que llegó a disfrutar de la Fiesta de la Vendimia, pero también a nuestros expositores que se han visto beneficiados con la venta de sus productos, después de dos años. Poder retomar nuestras fiestas costumbristas ha sido una buena iniciativa y por un tema sanitario hemos decidido hacer esta actividad aquí en la plaza, donde todo queda a la mano para todos. Estamos muy contentos de volver a realizar nuestras fiestas tradicionales, que eran muchas y qué mejor que partir con la Fiesta de la Vendimia. Esperamos pronto volver a los sectores rurales a llevar a cabo nuestras fiestas, siempre y cuando cumplamos con lo exigido, respecto de los protocolos sanitarios, principalmente, los espacios”, indicó el alcalde Miguel Peña.

Stand de degustaciones de vinos, licores y espumantes; artesanías, venta de comida, productos de factura local, juegos inflables y criollos; se pusieron a disposición de los visitantes que se agolparon en las inmediaciones de la plaza de armas para disfrutar de la variada oferta programática.

Y por si fuera poco, aunque las viñas no estaban cerca, la Oficina de Turismo y Cultura de la municipalidad se puso con una “parronera popular”, donde los amantes de la vid pudieron disfrutar del dulzor de la uva negra, como recién sacada de la parra.

“Nos invitaron a que viniéramos a la Fiesta de la Vendimia, porque yo desde antes de la pandemia que no salía de mi casa para estas cosas. Me parece bien que hagan estas fiestas, sobre todo para la gente que vive acá. Estas son tradiciones que no se tienen que perder, porque son tradiciones de cada pueblo. Ojalá que la municipalidad siga haciendo estas actividades, que tan bien hacen para el alma", manifestó Dorila Ríos, quien llegó desde Coronel a disfrutar de la celebración.

Una de las actividades que más atrajo la atención de los asistentes fue la clínica de maridaje que realizó el reconocido sommelier penquista, Marco Inostroza, en uno de los cuadrantes de la plaza, donde enseñó la forma correcta de combinar sabores, entre mostos de la zona y queso y jamón, entre otros productos.

 

HASTA LA MEDIANOCHE

Ya avanzada la tarde y comenzando a golpear el frío, la música llegó para calentar motores, de la mano de variados conjuntos folclóricos como “Raíces de mi tierra” y “Fiesta Rural”, y grupos pachangueros como “Felipe Caballero y su banda” y “Santigua”, entre otros que hicieron bailar hasta la medianoche a entusiastas parejas que buscaban capear el viento fresco que golpeó en el centro de la comuna.

Sin duda, la celebración de la Fiesta de la Vendimia fue todo un éxito, marcando la impronta de un retorno al festejo de las costumbres populares que Quillón ha transformado en toda una tradición.