SAG y Seremi de Vivienda firman convenio para fortalecer fiscalización de loteos en zonas rurales de Ñuble

Ambos organismos intercambiarán información sobre las subdivisiones de predios rústicos que certifica el SAG, así como las denuncias que reciban por parcelaciones irregulares.

Un convenio de colaboración suscribieron el Director Regional del SAG, Eduardo Jeria, y Seremi de Vivienda y Urbanismo, Carlos Urrestarazu, orientado a fortalecer la coordinación de ambos organismos para mejorar la fiscalización de los loteos a fin de proteger los terrenos rurales de la Región de Ñuble y evitar el surgimiento irregular de zonas urbanas en predios rústicos.

“El Servicio Agrícola y Ganadero tiene la responsabilidad de certificar que las subdivisiones de los predios rústicos, es decir, los predios de aptitud agrícola, ganadera o forestal que se ubican fuera de los límites urbanos, tienen como resultado lotes con una superficie no inferior a media hectárea. Esta colaboración entre los dos servicios nos va a permitir resguardar el patrimonio más importante que tenemos en nuestra región, que es la ruralidad. Al aportar la información a la Seremi de Vivienda, facilitamos la fiscalización y que se eviten loteos irregulares”, sostuvo el Director Regional del SAG de Ñuble, Eduardo Jeria.

“Tenemos muchas denuncias que se han generado en los tres años que nos hemos conformado como región y que tenemos que acoger. La manera de ir controlando eso es que nos vayamos coordinando mutuamente y compartiendo la información con las Direcciones de Obras. No porque sean zonas rurales van a quedar al margen de la planificación de las Direcciones de Obras o de los planes reguladores comunales, así que esa información es muy valiosa”, explicó el Seremi de Vivienda, Carlos Urrestarrazu, quien resaltó que este convenio corresponde a una iniciativa piloto generada en la Región de Ñuble.

A su vez, el Delegado Presidencial, Cristóbal Jardua, quien participó en la actividad destacó que la colaboración acordada por ambos organismos "es una forma de hacer cumplir la ley y que se resguarden las reglas que existen para hacer la subdivisión predial en zonas rurales, y para esto es importante la coordinación entre dos Ministerios, uno que se preocupa de la ciudad y el otro del mundo rural, quienes se van a traspasar la información y también para mejorar la canalización de las denuncias para que entre ellos puedan hacer una mejor penetración en el terreno y tomar mejores decisiones en conjunto".

Agregó que "todos sabemos la naturaleza de la Región de Ñuble, la más rural del país que tiene una tremenda cantidad de necesidades, en materia de agua potable rural, conectividad digital, terrestre, entre otras. Estamos haciendo muchos esfuerzos para mejorar todos esos indicadores, pero sabemos que falta mucho. Pero si seguimos creciendo en forma desproporcionada en contra de lo que establece la ley, va a seguir existiendo esa brecha en las materias en las cuales estamos trabajando".

El convenio, que tiene una vigencia de cuatro años, establece que tanto el SAG como la Seremi de Vivienda y Urbanismo se comunicarán las denuncias que reciban por incumplimiento de las normativas relacionadas con la subdivisión de predios rústicos, así como aquellas presentadas a los respectivos Juzgados de Policía Local.

A su vez, la Seremi de Vivienda y Urbanismo canalizará esta información a las Direcciones de Obras Municipales.

En virtud de este convenio, el SAG remitirá copia a la Seremi de Vivienda de los certificados de subdivisión de predios rústicos emitidos, así como los planos de las subdivisiones aprobadas. Por su parte, la Seremi de Vivienda y Urbanismo digitalizará los planos de subdivisiones recibidos en custodia, archivos que también entregará al SAG.